Seed Logo
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Seed Logo
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Taxes 101 para Negocios

Conoce cómo funcionan los impuestos.

3
min de lectura
321

Uno de los aspectos más importantes a la hora de emprender un negocio es seleccionar desde dónde operarás tu negocio. No es lo mismo operar desde la Florida que desde Puerto Rico. Tampoco es lo mismo operarás desde una ciudad grande como Orlando o Miami a una ciudad pequeña como Caguas o San Juan. Una de los elementos a considerar son los impuestos. En este blog aprenderás los aspectos básicos de cómo funcionan los impuestos en Estados Unidos y Puerto Rico.  

¿Cuáles son los distintos impuestos en Estados Unidos y Puerto Rico?

Usualmente, las categorías de impuestos se dividen en cuatro:

1. Impuestos sobre la renta o el ingreso.
2. Impuestos sobre las ventas.
3. Impuestos sobre la propiedad.
4. Impuestos corporativos.

Igualmente, el tema contributivo se divide en tres niveles: federal, estatal y local. Siempre es importante consultar este tema con un profesional de tu área (ej. contador o CPA) porque las leyes varían significativamente entre estados.

¿Cuáles son los impuestos federales?

A nivel federal, los impuestos van dirigidos principalmente al ingreso que generas. Como regla general, cualquier persona que devenga ingresos tiene que pagar este tipo de impuesto sobre la totalidad del ingreso tributable que genere. A este tipo de ingreso se le conoce como ingreso tributable o ingreso realizado. Sin embargo, dependiendo el país donde se organice el negocio, es posible que se deban incluir ingresos generados fuera de la jurisdicción sujeto al tributo federal.

¿Cuáles son los impuestos estatales?

En algunos estados, la tasa contributiva de la contribución sobre ingresos o impuesto a la renta depende principalmente del ingreso generado en dicho estado o que se considere ingreso sujeto a contribuciones en dicha jurisdicción. No obstante, algunas leyes permiten que se deduzca de ese ingreso ciertos gastos ordinarios y necesarios para llevar a cabo las operaciones del negocio. A estos gastos se le conocen como gastos deducibles.

Es decir, cuando restamos los gastos deducibles del ingreso tributable, nos quedamos con el ingreso neto. Esta diferencia es importante porque podría reducir la cantidad a pagar en contribuciones sobre ingresos.

A nivel estatal, hay estados que también imponen impuestos sobre el ingreso realizado, pero no todos. Lo que sí requieren la mayoría es el pago de impuestos por nómina (en inglés employment tax), incluyendo seguro por desempleo e incapacidad, cuando el negocio tiene empleados.

Además, muchos estados recolectan el impuesto sobre las ventas (en inglés sales tax). En términos sencillos, el sales tax es un impuesto que le impone el gobierno a los consumidores que participan de una transacción comercial. No todos los estados tienen sales tax, por lo que también debes considerar este elemento a la hora de seleccionar el estado desde el cual deseas operar tu negocio.

Hay estados que también cobran impuestos por las compras hechas fuera del estado para la cual no se recolectó sales tax (en inglés use tax). Este impuesto se conoce comúnmente como arbitrios, impuesto sobre uso o impuesto en la introducción de mercancía.

¿Cuáles son los impuestos locales?

A nivel local, algunos condados y ciudades exigen que los negocios que tienen propiedades paguen impuesto sobre la propiedad (en inglés property tax). En términos generales, el gobierno impone este impuesto por el hecho de tener bienes muebles o inmuebles. El concepto de propiedad inmueble incluye bienes, como casas, edificios, terrenos, entre otros.

Usualmente, el término bienes muebles incluye maquinarias, vasijas o instrumentos no adheridos al edificio o suelo, de una manera que indique permanencia, el dinero, bien en poder del mismo dueño o de otra persona, o depositado en alguna institución, los bonos, criptomonedas, acciones, certificados de crédito en sindicatos o sociedades, etc.

Finalmente, es posible que una ciudad también imponga un impuesto o licencia para operar desde allí. En lugares como Puerto Rico se le conoce como patente municipal. De igual forma, pudiesen aplicar licencias sanitarias, de seguridad, y permisos de uso por el tipo de localidad y clientela que se espere que visite el espacio comercial.

Si quieres emprender legalmente en Estados Unidos y Puerto Rico, regístrate en nuestro próximo taller gratis aquí.

Lcdo. Alexiomar Rodríguez

CEO & Fundador

Seed Logo
Seed Team
Otros artículos

Sé el primero
en enterarte

Suscríbete a nuestro Newsletter para obtener noticias, recursos y contenido gratuito directamente en tu inbox.